El gas en cilindro siempre debe tener cuidados básicos pero importantes para mantener la seguridad, con el fin de proteger el tanque y las tuberías, evitando fugas que arriesgarían tu vida o la de tu familia.






Aquí van algunos consejos de seguridad:







  • Cuando pidas tu cilindro siempre pide al trabajador de la gasera que lo conecte, recuerda que tiene un entrenamiento para hacer la conexión de la manera más segura. No lo hagas tú, no te arriesgues.
  • Si quieres ser más precavido y asegurarte que no existen pequeñas fugas, prepara una bandeja con agua y jabón de polvo, con el fin de que hagas espuma y ésta la pases por la tubería donde fue conectado el tanque. Si la espuma genera una burbuja regular o grande quiere decir que no se conectó adecuadamente el cilindro y el gas se escapa. Pide al trabajador que ajuste la conexión.
  • El tanque debe estar colocado de 3 a 5 metros del calentador de agua, porque si tienen poca distancia entre ambos, podría generarse una explosión.
  • Nunca cierres con fuerza excesiva la válvula principal del cilindro, podrías romperla y esto provocaría una fuga.
  • No dejes que los niños jueguen cerca del tanque de gas o manipulen su llave, podrían tener un accidente.
  • Es recomendable colocar el cilindro en un lugar seco, que no se moje con las lluvias y no exista humedad, con el fin de que no se oxide el tanque.
  • Jamás amarres o ates a un perro al cilindro de gas, el animal podría arrastrarlo y afectar la instalación.

    Artículo realizado con datos de los sitios Lomas Gas.com y Vanguardia.com.mx.