Los tanques de gas estacionario tienen varias ventajas para el consumidor, ya que es una inversión que a largo plazo conviene por lo económico, el ahorro del tiempo y la eficiencia en el llenado.




Cuando se tiene un cilindro de gas, las cosas se pueden complicar un poco más, porque no hay un control exacto de los litros que tiene el tanque, por lo mismo sin que lo esperes, podrías quedarte sin cocinar o bañarte con agua caliente en cualquier momento.




En cambio, un tanque de gas estacionario es más exacto, porque las pipas cuando suministran el combustible tienen un medidor, donde se cuentan los litros del llenado junto al precio que se debe pagar, respetando el presupuesto que tengas como consumidor.




De esta manera, tu gas te rendirá más, porque si tienes una familia numerosa sabrás exactamente cuánto combustible necesitas y si solo estás en pareja o vives solo, obviamente no harás el mismo gasto, resultando el gas estacionario más económico que un tanque de cilindro.




Al ser instalado en la azotea, también es más seguro, porque los riesgos de fuga o accidente se reducen considerablemente.



Así que no lo pienses más y llama a Central de Gas, para que tengas tu tanque estacionario.